Creada en pleno confinamiento, Innova4Tools ofrece un servicio integral de fabricación y mantenimiento de herramientas para la industria del mecanizado, especializándose en los productos menos estandarizados y de mayores requerimientos técnicos y aportando en sus procesos toda la tecnología de la información que requiere la industria 4.0. Tras apenas dos meses de funcionamiento, la empresa cuenta ya con una incipiente red comercial en la cornisa cantábrica, Madrid y Castilla y León, aunque su primer objetivo es asentarse como herramentista de referencia para las mecanizadoras cántabras. En esa línea, acaba de firmar los primeros contratos de larga duración para realizar el reafilado de las herramientas de fabricantes locales.

José Ramón Esquiaga |  @josesquiaga | Septiembre 2020

Pocas imágenes son más características de la actividad industrial que la de una herramienta cortando o perforando metal con la precisión que requiere la fabricación de una pieza destinada a formar parte de un engranaje. Una foto utilizada muchas veces para representar a la industria más tradicional, un concepto este último al que no siempre se apela en términos positivos y que recoge algunos prejuicios, pero que también tiene cierto anclaje en la realidad. Porque cuando Javier Moya dejó su anterior empresa para crear una nueva, lo hizo convencido de que en la fabricación y mantenimiento de instrumentos de corte –los protagonistas de la icónica foto mencionada al comienzo– había un gran espacio para aplicar tecnología e innovar. Para hacer las cosas de una manera diferente a como venían haciéndose, distinta a la tradicional, en resumen.

Nacida en pleno confinamiento por la pandemia, el arranque de Innova4Tools ha coincidido con un momento que no parece especialmente propicio para la industria del mecanizado, paralizada en gran parte durante los meses del estado de alarma y con una vuelta a la actividad llena de incertidumbres una vez superado éste. Pese a ello, la empresa ha venido cubriendo las etapas que contemplaban los planes con los que nació el proyecto –concebido, lógicamente, sin tener prevista crisis sanitaria alguna– y lo ha hecho en buena medida adelantándose a los plazos previstos.

“Cuando empezamos, algunos de nuestros posibles clientes estaban parados completamente, otros al 20 o 30% de su producción y unos pocos trabajando con normalidad”, explica Javier Moya, gerente de Innova4Tools, que admite que este puede no ser el mejor escenario para que una empresa dé sus primeros pasos, pero cree que cuenta también con algunas perspectivas favorables: “Quizá nos ha venido hasta bien, porque cada herramienta requiere un estudio, y poner algo en marcha desde cero siempre es complicado. Seguramente habría sido más complicado hacerlo con las fábricas trabajando al límite. Que todo esto haya servido para abrir un periodo de reflexión en la industria puede haber sido una ventaja para nosotros, que queremos ayudar a nuestros clientes a mejorar sus procesos”.

Javier Moya, creador y gerente de la empresa, trabajando en la máquina de medición.

La fabricación de herramientas de corte para mecanizado está dominada por un grupo de grandes empresas internacionales –ninguna española– que surten a industrias de todo el mundo. Pero eso es válido solo en lo que toca a las herramientas estándar, aquellas que se fabrican en grandes series, y no para la herramienta especial, en la que se abre un mercado de dimensiones nada desdeñables en el que compiten pequeños fabricantes, que casi siempre ofrecen también el reafilado y reconstrucción de estas herramientas de corte. Es a ese nicho al que se dirige Innova4Tools, que lo hace con argumentos que, a juicio de sus responsables, marcan distancias con sus competidores: “Tenemos una fuerte compromiso con la tecnología, que es algo que como herramentistas echábamos en falta en el sector, todo ello orientado hacia la industria 4.0 y la digitalización. Estamos convencidos de que ahí vamos a ser pioneros, y que nuestros clientes van a beneficiarse de ello”, asegura Javier Moya.

Como ejemplo de la forma en que la incorporación de tecnología puede ayudar a las mecanizadoras, el gerente de Innova4Tools se remite a la información que puede recogerse a partir de las tareas de reafilado y reconstrucción realiza una empresa como la suya, un ingente volumen de datos de enorme interés para la industria pero que hasta ahora se perdía: “Nosotros vamos a identificar cada herramienta que pasa por aquí, y ofreceremos un código único a nuestros clientes para que, a través de una web, puedan acceder a toda la información que tenemos de ella: cuántas veces ha sido reafilada y cuántas más podrá hacerse, así como una completa trazabilidad de su vida útil”. Con ello, explica, su cliente puede incorporar esa información a su propio sistema de recogida de datos en planta, en línea con los requerimientos de la llamada industria 4.0: “Todo ello a través de la web y sin un coste adicional. Creemos que es un servicio que nadie más ofrece actualmente en España”.

El objetivo de diferenciarse de la competencia aportando valor a su producto tiene también su reflejo en el apartado de fabricación, en el que la intención de los promotores de la empresa es cubrir toda la gama de herramientas de corte no estándar, y completar esa labor con todo el aporte de ingeniería necesario para dar soluciones a cada caso concreto que pueda necesitar un cliente: “Tenemos capacidad para hacer consultoría del proceso, de manera que, en contacto son su cliente, podamos ver qué necesita y diseñar una herramienta a medida para optimizar sus procesos”, explica Javier Moya.

Una de las herramientas sobre las que actúa Javier Moya.

Innova4Tools comenzó a trabajar en junio, coincidiendo con la recepción y puesta en marcha de la maquinaria, último paso de un proceso que se inició en marzo con la firma del contrato de alquiler con opción de compra de la nave que ocupan en el polígono de Morero, propiedad de Sepide, la sociedad del grupo SEPI dedicada al apoyo de iniciativas emprendedoras. Entre adquisición de equipos y acondicionamiento de la nave, la creación e inicio de actividad de la empresa ha supuesto una inversión de alrededor de 300.000 euros, una cantidad con la que sus promotores esperan cubrir las primeras etapas de un proyecto que, en plazos más largos, es más ambicioso, tanto en cuanto a objetivos como en inversiones. En una primera fase, Innova4Tools ofrece la fabricación y mantenimiento herramienta especial de corte rotativa, en un segundo momento los planes de la empresa contemplan la fabricación y reconstrucción de cuchilla especial de corte para, en una última etapa que implicaría una fuerte inversión, fabricar y reconstruir también herramienta especial de placa perdida. Más allá de los tecnicismos, con esa gama la empresa conseguiría cubrir todas las necesidades que puede plantear una empresa de mecanizado, un sector extraordinariamente diverso en cuanto al abanico de piezas y sectores con los que trabaja. “En Cantabria la mayor parte de las mecanizadoras trabajan para el sector de automoción, pero también tenemos empresas que lo hacen para el sector aeronáutico, para fabricantes de ascensores o para defensa”.

Diversidad sectorial

La diversidad sectorial y la complejidad que muchas veces tienen los procesos de sus clientes es una ventaja para una empresa que, como Innova4Tools, busca su nicho de mercado en las series especiales y en los productos de mayor valor añadido. Aunque su objetivo es trabajar para clientes de toda España y no cierra la puerta a hacerlo también fuera de nuestras fronteras, el hecho de que Cantabria cuente con una amplia nómina de industrias de mecanizado supone igualmente una ventaja para Innova4Tools, que confía en tener en el entorno más cercano una base de clientes a partir de la que extenderse a otras regiones: “En la fabricación no hay ninguna limitación para llegar a clientes de cualquier lugar, pero en afilado y reconstrucción nuestro mercado natural está en las empresas de nuestro entorno. Afortunadamente en Cantabria tenemos una potente industria mecanizadora y queremos ser sus herramentistas de referencia, que no tengan que ir a otra región para hacer el mantenimiento de sus herramientas de corte”. 

Los planteamientos de la empresa se han visto reforzados con la firma de los primeros contratos de mantenimiento importantes, en volumen y complejidad, para asumir el reafilado de las herramientas de fabricantes locales de componentes de automoción, unas piezas cuyo mecanizado en muchos casos implica el uso de instrumentos especialmente complejos. Alguno de esos acuerdos se ha firmado con horizontes temporales amplios, de hasta dos años y medio, lo que empieza a convertir a Innova4Tools en proveedor de referencia para un sector de fabricantes que ha arrancado con fuerza tras el parón de la automoción durante el confinamiento y que garantiza una notable carga de trabajo para sus herramentistas.

Etapas y previsiones

Los medios con los que ha iniciado su producción Innova4Tools, explica su gerente, alcanzarían para cubrir la primera de las tres fases que contemplan los planes de la empresa, aunque existiría mercado para dos o tres máquinas como la adquirida por la empresa en esta etapa inicial. El buen comportamiento que está teniendo la demanda ha llevado ya, de hecho, a encargar una segunda máquina de cinco ejes que permita doblar la capacidad de la empresa. También ha implicado que se adelante el cumplimiento de los objetivos de creación de empleo. Innova4Tools, que arrancó con solo dos trabajadores, incorporó el mes pasado a una tercera persona a

la plantilla, con un perfil profesional acorde al compromiso de la empresa con la tecnología y el valor añadido: “Nuestra idea pasa por tener procesos muy automatizados, mediante robots colaboradores y la robótica de las propias máquinas. Para entendernos, no vamos a tener nunca un operario que cargue la máquina, nuestros trabajadores asumirán tareas que supongan una aportación a esa optimización de procesos, que dibujen, que diseñen… Que ofrezcan soluciones”, explica Javier Moya.

El equipo profesional de Innova4Tools se completa con una red comercial que ha ido tomando forma en estos meses de inicio de actividad. Actualmente la componen dos personas con las que se cubre el norte de España, Castilla y León y Madrid, aunque está previsto reforzar este equipo de forma inminente con otras dos o tres personas: “Calculamos que en un año seremos en la empresa entre ocho y diez trabajadores”, asegura Javier Moya, que confía en que la crisis sanitaria no afecte demasiado a esas previsiones: “En el sector servicios seguramente cueste un poco más, pero en la industria las perspectivas son mejores. Estamos viendo como poco a poco, y dependiendo de cada caso, las fábricas están volviendo a producir. Yo creo que a finales de año estarán trabajando a los niveles que tenían antes del estado de alarma”.