La empresa de automoción, que hasta ahora comercializaba únicamente automóviles de las marcas del grupo Renault, adquiere el concesionario Honda-Tecnocas y se suma a la estrategia de crecimiento más común entre las empresas del sector, en las que es cada vez más habitual trabajar con diferentes fabricantes. El histórico grupo cántabro de concesionarios, que además de Renault vendía también la marca Dacia y había entrado en el sector motociclista a través precisamente de Honda, cambia de nombre y pasa a ser Moverso, una denominación bajo la que quiere amparar el conjunto de empresas e iniciativas con las que busca dar respuesta a las nuevas demandas de movilidad del mercado.

José Ramón Esquiaga |  @josesquiaga | Junio 2021

Edificio que acoge el concesionario Renault-Dacia de Vidal de la Peña y las oficinas centrales del nuevo grupo Moverso, en la avenida de Parayas.

En una actuación que abre una vía de crecimiento distinta a las hasta ahora seguidas por la empresa, el grupo Vidal de la Peña cerró en mayo la adquisición del concesionario Tecnocas-Honda de Santander, incorporando así por primera vez a su oferta automóviles de una marca distinta a las que fabrica el grupo Renault. Hasta ahora Vidal de la Peña había concentrado su crecimiento en Cantabria y en los comercialización de vehículos Renault y Dacia, en una estrategia diferente a la cada vez más habitual en el sector, que busca formar grandes grupos de concesionarios, en distintas regiones y abanderados por marcas de diferentes fabricantes. Aunque la incorporación de Honda-Tecnocas podría interpretarse como un primer paso en ese sentido, desde la histórica empresa de automoción se enmarca la actuación no tanto en la búsqueda de un crecimiento en volumen como en la configuración de una oferta que dé respuesta a las nuevas soluciones de movilidad que demanda el mercado. De hecho, y coincidiendo con el anuncio de la compra del concesionario de Honda en Santander, Vidal de la Peña dio a conocer el cambio de denominación del grupo, que operará con la marca Moverso, un nombre con el que precisamente quiere subrayar ese compromiso con las nuevas formas de movilidad.

Lo cierto es que la configuración de una oferta que responda de forma integral a esas nuevas demandas ya se había concretado anteriormente, añadiendo en 2019 una primera excepción a la estrategia monomarca del grupo, si bien entonces no fue con automóviles. La incorporación de Hakuba Motor –concesionarios de motos Honda– supuso ese año un paso adelante en esa búsqueda de alternativas para moverse en vehículos diferentes, de dos tres o cuatro ruedas, movidos por cualquier combustible y comercializados bajo cualquier fórmula que pueda demandar el cliente. El nuevo concesionario de Moverso que comercializará los automóviles Honda ocupará la nave contigua a las actuales instalaciones de Hakuba en la santanderina avenida de Parayas y junto a los talleres que dan servicio de posventa a Renault y Dacia. El grupo Moverso, que asume la totalidad de la plantilla de Tecnocas, invertirá 500.000 euros en la remodelación de las nuevas instalaciones.

La inversión realizada en la compra de Tecnocas y en la que será nueva sede del concesionario viene a sumarse a las afrontadas por el grupo en la última media década, que tuvo como hito más destacado la completa renovación del edificio de la avenida de Parayas que acoge las oficinas centrales del grupo y la principal sala de ventas de Renault y Dacia, para la que se destinó una partida de 4,5 millones de euros. El conocido a partir de ahora como grupo Moverso cuenta además con instalaciones en Cartes, Laredo y Reinosa, con las que cubre la totalidad del territorio de Cantabria y el norte de Palencia. En total son 40.000 metros cuadrados de instalaciones de venta de vehículos nuevos y usados, talleres y posventa, en los que trabaja una plantilla que, con la incorporación de los trabajadores de la antigua Tecnocas, está compuesta por 132 personas, veinte más de las que eran cuando arrancó el programa de inversiones.

El acto protocolario de la firma de la adquisición de Tecnocas-Honda.

La mayor parte de las actuaciones acometidas a lo largo de estos cinco últimos años han ido en la línea de la realizada en el edificio que es la sede central del grupo, esto es, la renovación de instalaciones y su adecuación para dar respuesta a los retos que plantea el nuevo escenario que se dibuja en el sector, con cambios tanto en lo que tiene que ver con los vehículos como en la forma de utilizarlos y acceder a ellos, un abanico de posibilidades entre las que la propiedad es solo una más de ellas. La compra de Tecnocas, como la creación de Hakuba Motor, se enmarca dentro de esa misma estrategia, algo que desde el grupo se destaca con una mención expresa al compromiso con la innovación y los combustibles alternativos que es una de las características destacadas de la marca Honda, tanto en coches como en motos.

En términos de volumen, la aportación de la operación de compra de Tecnocas ofrece como referencia más cercana –dejando de lado la excepcionalidad de las cifras del pasado ejercicio, marcado por la pandemia– los 84 modelos Honda matriculados en Cantabria en 2019. Ese es el dato que, como punto de partida, vendrá a sumarse a los 1.624 vehículos nuevos comercializados durante ese año por el grupo Vidal de la Peña, que vendió también 800 vehículos usados y 238 motocicletas.